Síguenos Visítanos

Era una vez, una jovencita llamada ALICIA, quien poseía muchas cualidades, pero también un gran defecto: ¡una curiosidad sin límites! Un día, estando de paseo por el parque con su gatita Dina, se recostó de un árbol para leer, anhelando que la fantasía que aparecía en el libro se hiciera realidad. De pronto se da cuenta de que un enorme Conejo Blanco insiste en llamar su atención, para, y éste sólo atina en afirmar con ansiedad que está muy retrasado, hasta que desaparece al entrar en su madriguera.

Alicia, dominada por su inmensa curiosidad, decide seguirlo hasta llegar a un sorprendente lugar donde todo es posible, topándose con seres tan extravagantes como el Gato de Cheshire, los gemelos Tweedledee Tweedledum,  unas flores que ufanan de su belleza, un Sombrerero Loco y finalmente, una Reina de Corazones cruel y tramposa. De esta manera, Alicia ha llegado sin saberlo a… EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS.